Domingo de Pascua

El Domingo de Resurrección que inaugura la Vigilia Pascual es el día más importante del año para los cristianos.

Es la feliz conclusión del drama de la Pasión y la alegría inmensa que sigue al dolor. Y un dolor y gozo que se funden pues se refieren en la historia al acontecimiento más importante de la humanidad: la redención.

Tras la pasión y la muerte del Señor es el triunfo de Cristo: «Aquel que ha resucitado a Jesucristo devolverá asimismo la vida a nuestros cuerpos mortales». 

La fiesta de Pascua es, ante todo la celebración del acontecimiento clave de la humanidad: la Resurrección de Jesús después de su muerte para el rescate y la rehabilitación del hombre caído. 

Pascua es victoria, es el hombre llamado a su dignidad más grande. ¿Cómo no alegrarse por la victoria de Aquel que tan injustamente fue condenado a la pasión más terrible y a la muerte en la cruz?, ¿por la victoria de Aquel que anteriormente fue flagelado, abofeteado, ensuciado con salivazos, con tanta inhumana crueldad? 

Es el día de la esperanza universal, el día en que en torno al resucitado, se unen y se asocian todos los sufrimientos humanos, las desilusiones, las humillaciones, las cruces, la dignidad humana violada, la vida humana no respetada, los sufrimientos que la pandemia global está provocando. La Resurrección nos descubre nuestra vocación cristiana y nuestra misión, y nos recuerda que jamás podemos perder la esperanza en la victoria del bien sobre el mal. 

¿Creo en la Resurrección?, ¿la proclamo?; ¿creo en mi vocación y misión cristiana?, ¿la vivo?; ¿creo en la resurrección futura?, ¿me alienta en esta vida?, son preguntas que cabe preguntarse. 

San Pablo lo expresó con incontenible emoción en este texto : «Si habéis resucitado con Cristo vuestra vida, entonces os manifestaréis gloriosos con Él» (Col 3 1-4).Os ofrecemos, dada la intensidad de esta fiesta, una guía para poder compartir la Vigilia Pascual. El rezo de laudes en la mañana de Pascua y un Via Lucis para rezarlo en familia y compartir la alegría de esta gran fiesta.